martes, 10 de febrero de 2009

UNA INCÓGNITA


“Esperamos la visita de Christopher Ross en la región y será recibido en Marruecos con todo el interés requerido y la apertura de espíritu que nos distingue, pero en el marco de las constantes nacionales que son conocidas por todos”, indicó ante la prensa el portavoz del gobierno marroquí, Khalid Naciri. Estas “constantes nacionales” son incluir el Sáhara Occidental en el territorio marroquí, otorgándole estatutos de autonomía, pero perteneciendo a Marruecos. “El Reino es favorable a la reanudación de las negociaciones, con la condición de que éstas no vuelvan al punto de salida y sean retomadas sobre la base de las últimas evoluciones registradas, en particular, en el Consejo de Seguridad”, sentenció el portavoz marroquí. Las concertaciones y la gira del responsable de Naciones Unidas en la zona “dependen también de las otras partes”, subrayó Naciri.
(Fuente. Marruecos digital)

La cuestión del Sáhara Occidental "sigue en un callejón sin salida", dijo el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Jean Ping, en Addis Abeba, por la inauguración de la XII cumbre ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de la UA. (Fuente: SPS)



Todos estamos deseosos de conocer el plan de trabajo de Christopher Ross. Está claro que el enviado tendrá que demostrar su poder de disuasión y convencer a Marruecos que el viento sopla de otro lado y que si se tiene que partir de cero así deberá hacerse con la autodeterminación del pueblo saharaui sobre la mesa.
Deberemos ser optimistas aunque el acontecer diario no invita a ello y la reanudación de las negociaciones sea toda una incógnita.
Ni la UE , ni la UA, ni Julián Harston, ni Ban Ki-Moon ni la larga lista de los que han sacado pecho para luego desinflarse, son , ni han sido capaces de sacar del limbo la causa saharaui.
Y me pregunto ¿qué poderes tiene el nuevo enviado que no hayan tenido otros? Esta causa no se resuelve con tener buenas intenciones, en tanto no haya quien con látigo en mano haga cumplir la legalidad internacional a quien la incumpla.
Dios quiera que aunque tenue, aparezca una luz que aclare el camino, que la buena voluntad derribe los muros, que no haya que rezar más pidiendo a Allah que nos devuelva nuestra tierra y que la confianza Saharaui depositada en la diplomacia vea su recompensa tras treinta y cuatro años de espera. ¿O es pedir mucho?

1 comentario:

VIRA dijo...

QUE TAL AMIGO BILBO, ACTUACION COJONU.....DE LOS PELENDENGES. LO HABREIS PASADO BIEN ALLÍ. CON RESPECTO AL CLNFLICTO, OTRO EPISODIO QUE SEGURAMENTE YA SABEMOS COMO VA A TERMINAR. HABRÁ QUE TENER PACIENCIA Y ESPERAR A QUE NO HAYA UN ULTIMO EPISODIO QUE SE LES ESCAPE DE LAS MANOS A LA ONU Y A LAS DEMÁS ORGANIZACIONES, QUE TENGAMOS QUE LAMENTAR. NOS VEMOS.
PROSPERO CARNAVAL