viernes, 23 de abril de 2010

GRITO POR LA LIBERTAD


La Historia nos deja lecciones que debemos aprender para que no cometamos de nuevo las barbaries del pasado. A la Comunidad Internacional y a los gobiernos que rigen el destino del planeta parece que se les ha olvidado épocas antiguas que determinaron el destino de pueblos enteros. O tal vez deciden qué parte de la historia se debe tener presente y cual deben descartar, así como deciden quienes deben vivir, quien debe pasar hambre o hasta donde puede llegar el sufrimiento de un pueblo. Así pues también deciden quienes son golpeados, quienes secuestrados, encarcelados, violados y asesinados. Colaboran para que se ahoguen los sentimientos de un pueblo y permiten con total impunidad la violación flagrante de los derechos más fundamentales del ser humano.
No es menos preocupante que manejen la información, en este caso la desinformación, o la información fraccionada, a medias, sesgada, que no es sino otra manera de engaño de cuanto sucede a los saharauis en su Tierra ocupada.
La preocupación en el mundo es patente. Hombres y mujeres cada vez mas indignados, Asociaciones, Plataformas, Gabinetes de juristas y algunos grupos políticos, levantan la voz en protesta, porque solo tenemos eso, la voz para denunciar, una voz que debe resonar con fuerza para que no se apague la esperanza de un pueblo íntegro.
Como solo nos queda la voz gritemos a los cuatro vientos que queremos que se tome partido en la causa saharaui. Que los presos políticos queden en libertad, que el noble pueblo saharaui no se merece el sufrimiento al que el opresor con la aquiescencia de la Comunidad internacional lo tiene sometido.
Protestamos, denunciamos y pedimos la Libertad para los presos saharauis en huelga de hambre, antes de que se cometan de nuevo las atrocidades que no quieren aprender de la historia.
(Foto de la red)

1 comentario:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Bilbo, tengo que ponerme en contacto contigo por correo electrónico o bien por teléfono. Más tarde volveré a probar. Necesito que me hagas un favor
respecto a mi familia saharaui.
Un abrazo.