lunes, 25 de octubre de 2010

UN NUEVO MURO ROMPE EL ALTO EL FUEGO


Igual parecía exagerado hace unos días cuando os decía que los campamentos de protesta estaban sitiados por las fuerzas represivas y el ejercito marroquí , de las cargas injustificadas contra la población civil que pacíficamente se manifiestan fuera de las ciudades y de las encrucijadas que habría que ir sorteando.

Igual parecía demasiado pretencioso invitar al enviado personal a darse una vuelta por el campamento improvisado a las afueras del Aium, igual lo era, pero de haberlo hecho igual se hubiera evitado la tragedia.

Un nuevo muro separa a la población saharaui de la justicia, un muro físico que conforma la gendarmería y el ejército marroquí alrededor del campamento de protesta y que de nuevo se consiente desde Naciones Unidas. Un muro que pondrá las cosas mucho más difíciles de cara a la nueva reunión (¿?) Un muro de provocación, una afrenta que sonrojará a la comunidad internacional. Un muro que se cobra la primera víctima tras romper el alto el fuego, un adolescente ametrallado por las fuerza ocupantes cuando solo intentaba reunirse con los suyos para pedir igualdad social ante el colono marroquí.

¿Era necesario este asesinato para que todas las tvs del mundo se hicieran eco de la noticia?

Dios quiera que no tengamos que decir que Nayem el Gareh es el primer muerto de esta locura, porque sea el único y que su muerte no haya sido en vano.

¿Seguirán manifestando el portavoz del Gobierno marroquí, Khalid Naciri, y el ministro de Exteriores, Taieb Fassi-Fihri, que lo que sucede en el campamento constituye "la expresión de reivindicaciones sociales normales que se enmarcan en el clima de libertad y de democracia que vive Marruecos"?

Un abrazo a toda la comunidad Saharaui por la pérdida y en especial a sus familiares y amigos

3 comentarios:

FAMILIA BARREDA-JAÉN-HAMADA dijo...

Bilbo, todos los que estamos en la causa saharaui somos una gran familia y solo podemos ahora consolarnos mutuamente y estar unidos, entre nosotros y sobre todo con los saharauis que tengamos más cerca.
Hoy mi casa amaneció silenciosa y triste.No he tenido valor de decirle nada a Sidahmed cuando se fue esta mañana a estudiar. Y te confieso que tengo miedo ante algunos comentarios que oigo, que entiendo perfectamente, pero que no quiero pensarlos ni un momento.
Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

Lamentablemente ya son dos los fallecidos.

http://www.guinguinbali.com/index.php?lang=es&mod=specials&task=view_special_new&cat=3&id=1014

FAMILIA BARREDA-JAÉN-HAMADA dijo...

Bilbo, con tu permiso me llevo tu foto a los blogs.
Un abrazo.