miércoles, 13 de octubre de 2010

TOMARÉ ESE TÉ


No es tanto el esfuerzo de retomar la palabra y garabatear en un folio en blanco, pero cuando lo que tratas de trasmitir no es más esperanzador que el propio silencio optas por quedarte quieto, por tirar el lápiz.
Necesitaba tomar aire, poner en orden el racimo de noticias que golpea el monitor a diario. Mas de lo mismo, una carrera de fondo que no tiene final a corto plazo, un callejón sin salida. Cuando te quedas sin argumentos para alentar tanta desesperanza te sumes en el más completo silencio. Solo sientes vergüenza, vergüenza de tanta hipocresía y de tanto silencio administrativo. Es cuando optas por los sueños y sobre todo en recordar los momentos tan especiales que vives en la Hamada.
Estaba, hace unos días, precisamente en esos menesteres y recibí la llamada del desierto, ¿Qué pasa? ... ¿Porque dejaste de comunicarte a través de tu blog? .... Esperamos atentos como siempre todo lo que escribís los amigos del pueblo saharaui y sabes que en la mayoría de los casos vuestros comentarios no dan fuerza…. …. Bilbo no dejes de tomar nuestro te, te ayudará a estar más cerca… …
Casi había olvidado que estáis pendientes de las noticias y de los comentarios a través de nuestras páginas y como se que vais a leerlo, os digo que estáis en mi mente a diario y trataré de no defraudaros y que estaré con vosotros hasta el final sea cual sea el camino que toméis, dando matraca y siendo una mosca cojonera, aunque en alguna ocasión lo que vaya a decir no sea mas esperanzador que el propio silencio.
Tomaré ese te, os lo prometo. A los demás perdón por la ausencia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tambien los de aquí te echábamos de menos.
Vas a los campamentos en diciembre?
Saludos
Rex

Antònia Pons Valldosera dijo...

Buenos días amigo Bilbo, es curioso que con dos días de diferencia ambos hayamos expresado lo mismo con palabras distintas. Cansancio, estupor, pena... como también lo es que sean los saharauis los que nos presten ánimo.
Si no te importa yo también voy a tomar contigo ese té reconstituyente de sueños y esperanzas, a la espera de que llegue el más dulce que queremos tomar en una playa del Sahara Occidental.
Un abrazo.

bilbo dijo...

Así es amiga. Entre el trabajo y los acontecimientos no hallaba tiempo ni ganas para ponerme a escribir. Ellos han sido en gran parte los que con su llamada de atención han ello que se carguen las pilas.
Un abrazo

FAMILIA BARREDA-JAÉN-HAMADA dijo...

Hola Bilbo, guárdame un poco de ese té. Lo necesito mucho en estos momentos.
Un abrazo, y como siempre es un placer leerte. Gracias a tí y a Antónia, por mantener en mí la luz encendida.
Un abrazo a los dos.

bilbo dijo...

Querida familia me agrada saber de vosotros. Todos nos necesitamos y los que formamos esta familia debemos estar siempre unidos.
¡¡Ahí va ese vaso!!

Un abrazo