viernes, 28 de octubre de 2011

ASI NO SEÑOR MELLER




Nos anuncian que un eurodiputado irá al Aium en fin de semana para ver si se cumplen los derechos humanos con los saharauis.
Las cosas se hacen de otra manera y no a bombo y platillo dando conocimiento a propios y extraños de un viaje que no tiene porque ser oficial y así contemplar in situ como un ciudadano de a pie si se respetan los derechos humanos o no en el Sahara Occidental. O bien retrasar el viaje para recibir en Rabat o Casablanca a los activistas de la conferencia de Argelia siendo un observador más.
Pero la cosa cambia desde el momento que revestimos de oficialidad un viaje para el vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo y que no es otro que el eurodiputado de IU Willy Meller.
Que espera ver el señor Meller desde algún hotel del Aium inflándose a pastelitos, dátiles y te. Porque sus anfitriones no le van a permitir otra cosa. Como mucho entrevistarse con algún notable saharaui de ideas promarroquis en la habitación del hotel.
Señor Meller vaya usted solo con un darrah y una bandera saharaui por ejemplo al barrio de Matala y podrá averiguar lo que se siente siendo saharaui en el Aium. Con traje y escolta ¡¡no!!
No se brinde a esta pantomima señor Meller, porque si no perderá también la credibilidad.

3 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antònia Pons Valldosera dijo...

Meyer me cae bien. Si va como parlamentario estará cien veces más protegido porque para uno que tenemos decente no sea que nos lo vayan a desgraciar, Bilbo.
Ha demostrado su implicación en la causa saharaui en innumerables ocasiones, no le hace falta "un gesto". Yo creo que si va, lo hace porque cree en lo que dice. Llámame confiada.
Un abrazo.
PS/ Cuidemos a los amigos porque los enemigos ya se cuidan solos.

bilbo dijo...

Antònia a mi me simpatiza tambien por eso digo que no quiero perder la credibilidad en el.
Pero dime tu que va a ver de visita oficial, pues lo mismo que los demás observadores políticos, nada. Desde un hotel y rodeado del mazjem se ve poco.
Tu crees que le dejarán andar a sus anchas por el Aium y que podrá entrevistarse con los activistas apaledos. Que podrá ver la situación de los presos. Mucho me temo que será, si se produce, un viaje de ida y vuelta.
Un abrazo