martes, 27 de marzo de 2012

VUELVO A L´HAMADA


Vuelvo a la Hamada sin nada nuevo. Les llevaré todo el cariño de quien está con ellos y con su causa. No puedo llevarles respuestas para tanta duda pero voy a escucharles y a traerme un poco lastre para hacerles más liviano el camino. .
Se que no puedo cambiar su presente, pero les volveré a ofrecer mi mano, que tengan donde aferrarse en los momentos difíciles y así hacer mas llevadera la angustia.

Compartiremos días sobretodo de esperanza y alegría, dejaremos el sufrimiento para la soledad y reiremos juntos aunque con cada risa se parta el corazón.

En el desierto soy una persona feliz y siento que ellos también lo son cuando veo el brillo en sus ojos, la sonrisa espontánea y la alegría que sienten al vernos.

El saharauillo volverá a abrazar a sus padres y hermanos tras un año de ausencia. Hoy, todo nervios, cuenta desesperado los días que faltan para tomar ese primer te en familia.

2 comentarios:

Francisco O. Campillo dijo...

Te deseo un... no encuentro la palabra adecuada. Dejémoslo en un feliz viaje.
Un abrazo solidario

Antònia Pons Valldosera dijo...

Te deseo una estancia ¿feliz?. Espero que vivas momentos inolvidables. como todos los que allí se viven.
Un gran abrazo, Bilbo.