lunes, 15 de diciembre de 2008

UN TE DE ESPERANZA


Aún con arena en los ojos, cuesta desperezarme, salir de la Hammada, siento que aún no he regresado del todo. Solo unas horas para que todo vuelva a cambiar, tan cerca y a la vez tan lejos. Aún los brazos extendidos hacia Liunes, el pequeño de la familia, cuando los quehaceres cotidianos te avisan que no puedes detener el tiempo, que todo continúa. Pero que todo continúa aquí. Allí parece todo estancado, tan distinto, tan irreal….y a la par tan fantástico.
Ha sido un viaje lleno de accidentes e incidentes de aventuras y desventuras, de fortuna de infortunio, de risas y lágrimas, de presentes y ausentes, de despedidas y de reencuentros,………… ¡Un te¡ ¡cuanto daría en este momento por un te! Y colocar los pies al lado de la frenna mientras Abdala, Homad o Mohamed me susurraban al oído "te queremos bilbo". Un te, amargo, como la saliva que trago en estos instantes producto de la impotencia. Un te dulce, dulce como las caricias de Mahahdala y los besos de Omar. Un te suave y templado como el reencuentro después de diez años con Salek Sabuti.
Cuantas emociones que iremos desgranando poco a poco. He de poner en orden la cajita de los sentimientos, curar la pequeñas heridas que me ocasionaron de nuevo el siroco y nunca mejor que hacerlo con vosotros, porque creedme, esta semana os eché en falta cada vez que les decía que no están solos y que junto a mi voz estaban las vuestras, las de todos los que me encargasteis que les hiciera saber que estabais con ellos.
Este vaso de te, sea el de la esperanza, el que tomé con nuestros amigos en vuestro nombre.

6 comentarios:

Antònia P. dijo...

Bienvenido Bilbo y gracias por todo.
Un abrazo

Estibaliz Ramos dijo...

Hola Bilbo, vaya yo hace ya una semana que he regresado, pensaba que ya había superado la despedida pero al leer tu entrada en el blog se me ha estremecido el estómago. Cuántos recuerdos vuelven a mi cabeza.

Uf, con el tiempo se nos pasará la borrachera pero mientras tanto seamos un poco borrachos de todo aquellos que dejamos allí.

Merchi dijo...

Bienvenido de nuevo Bilbo.
Veo que vienes cargado de emociones, sentimientos, y añoranza.
Es muy lindo leerte de nuevo, consigues que me sienta un poco más cerca, si cabe,de todo ese mundo tan lejano y tan cercano a la vez, y que aún no conozco.
Gracias por trasmitir al pueblo saharaui nuestra cercanía y nuestro apoyo.

Brindo por ellos con ese té.

Anónimo dijo...

Gracias bilbo, tu forma de decir las cosas hace que me sienta entre ellos. Bienvenido y espero hayas disfrutado.
Me sumo al brindis por ellos con ese magnífico te que nos muestras en la foto

Rex

Rosa dijo...

Bilbo, bienvenido!
Muchas gracias por haberles hecho llegar nuestro mensaje.
Estoy deseando que empieces a contar.....

Un abrazo.

bilbo dijo...

Gracias por estar ahí de nuevo.

Antònia gracias a tí. Hice lo que estaba en mi mano.

Estibaliz,las despedidas se envuelven en la mayoría de las veces de cierta tristeza. Bendita borrachera.

Merchi llegará el día que te identifiques totalmente con el pueblo hermano, aunque no lo conozcas.

Rex, brindemos pues porque la libertad de nuestros hermanos no sea una utopía.

Rosa, si tienes contacto con Xela, dile que me fue imposible contactar en los campamentos

Un afectuoso abrazo para todos