viernes, 21 de mayo de 2010

DE CASUALIDAD


En este viaje he coincidido por unas horas con el Sr. Valcárcel, presidente de la Comunidad Murciana en el campamento de Smara.
El no sabía quien era yo, ¡estaría bueno!, pero yo si sabía quien era él. Me enteré de su estancia por la radio cuando viajaba de Ausserd a Smara y lo que son las casualidades, tenía que pasarme por Protocolo para desde allí salir al aeropuerto y zas, militares, policía, periodistas y el sr. Valcalcer que en ese momento y en comitiva marchaban a cenar y a una fiesta privada a las afueras de Smara, junto a la daira de Bir Lehlu.
Departí unos sorbos de cocacola con un periodista que me puso al tanto de la visita del político español, de las reuniones con el primer ministro y el presidente de la RASD, de los proyectos sanitarios, de la depuradora… y como hablas y hablas y hablas, pues le pregunte por el viaje, de si habían tenido algún problema en los aeropuertos argelinos. –“No, hemos venido en un avión privado de 20 plazas, de la compañía Air Nostrum, directo de San Javier a Tindouf”- ¡Con dos cojones!, como deber ser, en plena crisis y ahorrando, eso sí, con honores de Jefe de Estado. ¡¡¡¡Joderrrrrrr!!!

Ha sido una casualidad, ¿agradable? Bueno, tal vez no. En solo unos minutos vi cosas que no me gustaron, pero os dejo una reflexión que para nada quiero que empañe la labor solidaria de la Comunidad Murciana y de todos los murcianos con el pueblo saharaui.
Si el sr. presidente, sus consejeros y demás comitiva hubiesen viajado en vuelo regular, solo habrían gastado la décima parte. Es cierto que los controles suelen ser molestos y ¿Cómo va a esperar el sr. presidente seis horas en la terminal de un aeropuerto? Estamos hablando del ahorro de más de 50.000 euros, que ya es una pasta. Valcálcer, contigo no me tomaría un te en ningún sitio.

2 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

50.000 euros que podrían haber ido a vacaciones en paz, por ejemplo.
Lo siento pero es que en estos días sólo pienso en clave económica.
Las asociación de amigos del Sáhara de la región de Murcia son muy buena gente. Tengo por allí un amigo que es un encanto.
Pero ¡joder! lo que explicas clama al cielo. Sobre todo después de los ajustes-dasajustes económicos.
Un abrazo.

Quin dijo...

El Presidente de la Comunidad de Murcia sólo va allí para sacarse la foto y rascar algún voto.

La pasta que se gasta en ese jet privado, jugorol sería más rentable añadiéndola a los proyectos de colaboración.