lunes, 17 de mayo de 2010

PERMITIDME


El viaje ha dado para todo, días de viento, calor, mucho calor y frías noches, muy frías.
He tratado de cumplir a pesar del irifi inmisericorde. El centro de invidentes de Ausserd tiene su vehículo, la tarbia ha sido revisada y tomada buena nota del techo. Las familias que esperaban al emisario han cumplido su sueño. El bubi, fiel a todas sus citas lo encontré en Bir Lehlu.
Mis venerables…. Fatma… Hanafi,…el reencuentro de Abdallah con su familia. Mi hijo soldado…. mi pequeño príncipe…. Smara, Ausserd, Rabuni… las emociones de encuentros y despedidas, los problemas de Vacaciones en Paz…. Las noches con Mohamed bajo las estrellas, los besos de Maahdala y de Liunes…. La desesperanza de los jóvenes, el silencio ahogado de los ancianos…..
Todo sigue herméticamente cerrado en el cofre de mi mente porque parte de mi alma se quedó en Argel. No pudimos regresar juntos. Espero que mañana suene el teléfono para confirmarme que está tomando el avión para reunirse conmigo.
-Todo está perfecto, solo que no hay plaza en el vuelo y deben esperar el próximo o volar a Barcelona.- Al final un solo pasaje podía conseguir en un avión que se supone tenía reservados nuestros billetes. No culparé a nadie, a veces las cosas no salen tan maravillosas como se planifican. Espero que mañana se termine este sinsabor y Abdallah regrese puntual a la tierra que le vio partir hace tan solo unos días.
Permitidme que espere hasta mañana para compartir mi viaje.
-----------------------------------
MARTES 18 DE MAYO
Hoy 18 sobre las 13 horas Abdallah aterrizaba en Madrid Barajas. Gracias a todos.

2 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Bienvenido Bilbo. Esperaremos.
Sólo que...¿cómo está Lidhia?
¿La viste bien?
Y ¿Abdu y Nuenna?
Ya sé que Lab no pudo venir.
Un abrazo.

Espero que tu hijo tenga un feliz regreso.

bilbo dijo...

Todo solucionado. Hoy al mediodía llegaba sin contratiempos Abdallah.

Antònia tu familia está bien. Lab no pudo ir y tuve que entregar la carta a Abdu y Nuenna. Lidhia está preciosa. Ya te llamo.
Un abrazo