lunes, 18 de mayo de 2009

CERTEROS CON EL CUCHILLO


No pude ver a Mohamed Lamin “el cascarrabias”, se encontraba en Mauritania con Fattata, su hija mayor. En cada uno de mis viajes son muchas las conversaciones que mantengo con este ser tan singular. Protesta por todo, y con todos discute, grandes y menos grandes, pero todos le queremos y le echamos en falta cuando no está. Mohamed Lamin nos adora, adora al pueblo español. Hasta el año setenta y cinco trabajó con españoles "de la andalusia" que quisieron ayudarle y prefirió estar con los suyos. Cambió un ferry por un camión. Las finas arenas gaditanas por la metralla y el fósforo blanco. …
No confía en los políticos españoles, dice que todos son iguales y ninguno hará nada por su Pueblo. “Son certeros con el cuchillo y maestros en apuñalar por la espalda”
Hoy me lo recuerda la visita del diputado del psoe Juan Callejón al Sáhara Occidental en la que apoya el plan marroqui de autonomía para los saharauis.

Parece que lo estoy viendo saboreando su té frente a mí y atusándose la barba “bilbo una puñalada más”.

De diputadillo almeriense, mejor callarse.

2 comentarios:

Antònia P. dijo...

Bilbo ¡Cuánta razón tiene "el cascarrabias"!
Un abrazo

FAMILIA BARREDA-JAÉN-HAMADA dijo...

que capullo más ignorante. Algo habrá por ahí que le ate al madjen.
Me refiero claro está al diputadillo que no se merece ni nombrarlo.

En cuanto a tu personaje, a veces se llama a las personas cascarrabias porque dicen la verdad y molestan.
Un abrazo