martes, 12 de mayo de 2009

EL PÁJARO HERIDO


Los chicos llegaron gritando , "bilbo ven, corre, mira". Salí rápido y observé que Homad tenía un pajarraco que agarraba por las alas. Más cerca distinguí que era un águila y me comentaron que lo había traído el vecino Omar de la badía porque estaba enfermo y que lo devolvería a la libertad cuando se curara. Un animal así causa admiración y curiosidad en el campamento y mucha gente pasó por la casa de Omar para ver al pájaro.
Esa misma tarde Homad me contó un cuento que escuchó una vez a Fatma y que pudieron traducirme entre todos.


Un nómada saharaui que pastoreaba junto a su frig vio en una talha un águila que tenía el ala rota. Trepó al árbol y cuando se disponía a cogerla para curarla, el águila le pico en la mano y subió a una rama más alta. El pastor subió hasta la rama e intentó cogerla. Pero el águila le picó de nuevo y el pastor empezó a sangrar. El águila subió a una rama más alta y el pastor de nuevo subió hasta su altura. Un hijo que se encontraba en la base de la talha le dijo: Perdone, padre ¡pero usted es terco! ¿No entiende que por muchas veces que intente cogerlo en cada una de ellas le picará?" El padre le respondió: "La mentalidad del águila es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar".
Y entonces, ayudándose de la piel de una cabra, se cubrió la mano y pudo coger al pájaro.
Hijo no cambies tu mentalidad si alguien te hace daño; sólo toma precauciones.

¿Te ha gustado bilbo?
¿cómo que si me ha gustado? Es un cuento magnífico y del que se puede aprender muchísimo para aplicar su moraleja en no pocas situaciones que nos plantea la vida.

3 comentarios:

David Mendoza dijo...

Hola Bilbo, acabo de encontrar tu blog y me ha parecido asombrosa, tu aventura quijotesca. Llevo semanas pensando y planeando realizar, una vez pasado el verano, despues de la vendimia (también soy manchego) una aventura similar a la tuya, marchar desde La Mancha hasta los campamentos de Sáhara.

Me gustaría poder saber si andas por tierras manchegas para que me comentes más detalles de como hacerlo posible y ayudando.

Espero tu respuesta, mi correo es damendo@mapfre.com.

Saludos,

FAMILIA BARREDA-JAÉN-HAMADA dijo...

Bilbo, qué preciosidad de relato. Con tu permiso lo voy a poner en nuestro blog, ahora a nuestra familia nos viene muy bien su enseñanza.
un abrazo.
Por cierto...¿dónde puedo buscar pieles de cabra?

J. Fco. Bravo Real dijo...

Bilbo, al igual que la Familia Barreda-Jaén-Hamada, también voy a utilizar este relato, aunque no será solo para ponerlo en mí blog, será para presentarlo en otros muchos en los que participo. Me encantan las cosas que cuentas. Conozco a los saharauis y siento en elama que sean traicionados una y otra vez por nuestros gobernantes. Un abrazo.