martes, 28 de abril de 2009

ELLA NO ESTABA


Solo pude dormir un par de horas. Primero la llegada de Homad acompañado de Mohamed. Y al rato un coche pitaba junto a la casa. Eran las mujeres que llegaban de la badia, Decala, Nomma, Mahmuda y la pequeña Mahdala, La alegría contenida se desbordó y alguna lagrimilla surcaba cada una de nuestra mejillas. Pero ella no estaba, la busque en el destartalado coche y no estaba. Quizá hubiese bajado la primera, la busque entre todos los que estábamos pero no estaba. Fatma no estaba, no la veía.
¿Dónde está Fatma?
No ha venido bilbo, el viaje es muy largo y ella es vieja.
¿Cómo está?
"Ella está bien, te manda muchos saludos y dice que estás en su corazón. Ha dicho que para el próximo viaje estará aquí para saludarte cada mañana y para jugar a las cartas. Dice que le traigas otra baraja, que la de diciembre está vieja, que en la badia solo hace que jugar con Mahmoud. Bilbo, Fatma es muy tramposa,
siempre tiene que ganar ella. "
Sonrío, pero cierta tristeza me invade en ese momento. Mi madre saharaui no estará estos días. Pronto vuelve la alegría porque pienso que ella está mejor en el campo, allí hace menos calor, puede tomar leche y el ehdin recién hecho le aportará vitaminas y como dice ella estará mas guapa.
Solo deseo que esté bien, aunque no tenga cada mañana el alegre despertar de su sonrisa y no pueda coger mis manos en su regazo mientras le sonsaco alguna cosa de su Sahara.

"Bilbo toma esto es para ti ". Decala me pasaba una bolsa de tela (hecha con un trocito de melfha) atada con una cuerda. "Me ha encargado mucho que lo recibas, que es poca cosa para un hijo pero que manda también todo su cariño."

Abrí en presencia de todos la bolsa y saqué el contenido sobre la alfombra. Se me rasaron los ojos de agua y tuvieron que pasar unos segundos hasta que pude ver con nitidez lo que era. Un elzhan azul, unos palitos de misuak y un llavero.
Fatma está conmigo a pesar de la distancia. Pido a Dios que esté bien para el próximo diciembre. Es cierto que está muy mayor y muy delicada pero espero que pueda contarme todo lo que en este viaje quedó en su regazo y yo a la vez pueda expresarle mi sentimiento sincero de cariño.

3 comentarios:

Antònia P. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antònia P. dijo...

Ojalá que Fatma se reponga en la bedía.
El mesuad es lo primero que pido cuando llego al Sahara.
Un abrazo.

bilbo dijo...

Antònia ,ella es muy mayor y habrá que estar preparados para cualquier cosa. No entiendo como ha podido aguantar el viaje de ida. Solo el deseo de victoria y las ilusiones que le generamos mantienen a está mujer de pie.
Un abrazo