jueves, 13 de noviembre de 2008

HANNAH JONES Y FATIMETTU


Hannah Jones no quiere ser sólo un caso médico. Llevándolo a lo humano, es para erizarse la piel .Desconozco las leyes británicas, parece ser que nadie la obligará a someterse a un transplante de corazón, que es lo único que, según los médicos, podría salvarle la vida. "Ya he estado demasiado tiempo en el hospital. No quiero la operación y es mi derecho no aceptarla".
No es mi intención hacer valoraciones que no me corresponden y mucho menos sacar las cosas de contesto haciendo juicios de valor sobre algo que me incumbe menos aún.
Hannah Jones me recuerda a Fatimettu, una niña saharaui de su misma edad que conocí en los campamentos hace dos años y luchaba por tener la oportunidad de ser trasladada a un centro hospitalario en la que pudieran remendar su corazón maltrecho. Fatimettu era una niña alegre, pero gravemente enferma. Su corazón nació cansado y no le permitía tener una vida normal de niña, pero sus grandes ojos trasmitían unas enormes ganas de vivir.
Fatimettu esperaba impaciente los permisos burocráticos para ser trasladada a España mientras la vida se le escapaba a borbotones. “Quiero jugar con mis amigas e ir al colegio”. Después supe por su familia que llegaron los papeles para su traslado y que Fatimettu fue operada con éxito.
Respetando los derechos de Hannah, y, como decía antes, llevándolo a lo humano, también quiero que se respeten los derechos de Mariam, Gleiba, Jadiyettu, Nanna, Ghlana, Lamina, Malika, Salma…………….
¡¡PARADOJAS DE LA VIDA!!
------------------------------------------------------------------------------------
"El Gobierno, animado por las más hondas convicciones democráticas, no quiere, no puede y no va a actuar en contra ni de espaldas a la voluntad de los españoles. Ésta es su principal obligación y es también su principal compromiso. (Zapatero)”


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Chapeau

Xela dijo...

Bilbo, ¡qué bien que hayas cambiado el sistema para hacer comentarios!. No sabes cuantas veces me hubiera gustado haber comentado tus magníficos post, y no lo hice, por el motivo que te expliqué en el blog de Antònia.
En primer lugar felicitarte por esta entrada, y sobre todo por tu espíritu tolerante y democrático. El respeto a las decisiones ajenas es primordial. Por ahí empieza el respeto a nosotros mismos.
¡Mañana nos vemos!.
Un abrazo.

Xela dijo...

Bilbo, ha sido un placer haberte conocido. He de decirte que nos has fascinado a todos. La próxima será en unos pocos días en los campamentos. Nos tomaremos un té allí, mientras planeamos la gran fiesta en el Sáhara Libre.
Un fuerte abrazo.

Rosa dijo...

Bilbo, muy agradable tu compañía.
Manchego tenias que ser!.
Todo un placer placer.
Un abrazo.

bilbo dijo...

El placer ha sido mio. Fue un dia emotivo.
Un abrazo.